Consejos para ayudar a un niño a manejar la pérdida de un hermano Acoger

Con estos consejos puede ayudar a un niño a sobrellevar la pérdida de un hermano o hermana

niño manejar pérdida de un hermano

Si bien es cierto que perder a un hijo es considerada una experiencia traumática para los padres, puede ser igual de difícil para los hermanos, ya que el vínculo entre ellos suele ser muy fuerte. Con estos consejos extraídos desde la revista Parents podrá ayudar a sus hijos a manejar la pérdida de un hermano o hermana.

Sea honesto

Explique el acontecimiento en términos apropiados para la edad del niño o niña. Por ejemplo, «Cariño, tengo una noticia triste que darte. Tu hermano falleció esta mañana en el hospital. Su corazón dejó de funcionar». Evite decir que su ser querido «se fue a dormir» o que simplemente «se fue «, y por último le aconsejamos que tampoco utilice la «se perdió». Los niños pueden tomar estas frases literalmente. Su hijo podría preguntarse el por qué si está perdido no pueden «encontrarlo», provocándole sensaciones de ansiedad a la hora de dormir al quedar a la espera de la llegada de su hermano o hermana.

Es importante como padre ser honesto sobre los sentimientos propios ante la pérdida. Su reacción influirá en cómo se comporta su hijo. Aunque puede pensar que es mejor esconder sus emociones o llorar cuando su hijo no está cerca, el duelo abierto indica a sus pequeños que es normal y está bien expresar el dolor.

Ábrase al diálogo

Algunos niños están dispuestos a hablar sobre la muerte de su hermano o hermana y expresar sus sentimiento sobre su pérdida; otros eligen no hacerlo. No le obligue a expresarse. En el caso que éste decida o no hablar sobre el fallecimiento de su ser querido, hágale saber que está disponible cada vez que tenga preguntas o quiera conversar sobre ello.

niño manejar pérdida de un hermano

Espere fuertes emociones

Cada niño experimenta el dolor de manera diferente, por lo que uno de sus hijos puede llorar a diario mientras que el otro aparentemente no tiene reacción. Los niños que han sufrido una pérdida pueden mostrar los siguientes síntomas: tristeza, negativa a creer que el hermano falleció, enojo, miedo o arremeter contra usted.

Los síntomas físicos, como dolores de cabeza, dolor de estómago, insomnio o sueño excesivo, también pueden estar presentes. Otra consecuencia común después de la pérdida de hermanos es la culpa. Es muy importante que su hijo sepa que los argumentos, la envidia y las declaraciones de «Te odio» son partes normales de la interacción entre hermanos. Permita que su hijo se aflija a su manera y ayúdelo a manejar sus sentimientos a medida que se presentan.

Fomente sus recuerdos

Ayude a su hijo a idear formas de recordar y celebrar la vida de su hermano o hermana fallecida. Puede ayudarla a encender una vela o hacer un álbum de recortes. Su familia también puede hablar de él o ella a menudo, preparar su comida favorita o ver sus programas favoritos en su cumpleaños o en el aniversario de su muerte. Consulte las formas de honrar la memoria de un ser querido haciendo clic aquí.

Pida ayuda

Para ayudar a su hijo en el proceso de duelo, debe cuidarse a sí mismo. Asegúrese de comer adecuadamente, dormir lo suficiente y tener a alguien con quien hablar cuando necesite expresar sus sentimientos. Si su dolor es tan abrumador que no puede cuidar a su hijo o no puede ofrecerle apoyo, solicite ayuda de su familia, amigos o un profesional.

Leave a Reply